Explorando Aokigahara, el Bosque Suicida de Japón

2 comentarios

Cuando fui a Fujiyoshida tuve la oportunidad de recorrer el famoso bosque suicida sola. Es bastante fácil llegar, el problema es que una vez dentro, el bosque es muy denso y llega un punto que el camino no se alcanza a distinguir. Existen algunos letreros con indicaciones, pero todos están en japonés.

El bosque nació sobre lava endurecida de una de las explosiones más grandes del Monte Fuji hace 1200 años. Es un bosque relativamente joven y los árboles y arbustos que viven en él son abetos, ciprés japonés, árboles de hojas perenne, acebos, andromeda japonesa, roble mongol, arce y Fuji cherry. También hay topos, pájaros carpinteros y escarabajos.

Hay leyendas que afirman que el bosque está maldito. En el siglo XIX en medio de la hambruna y epidemia, muchas familias abandonaban en el bosque a sus hijos o familiares mayores que ya no podían alimentar (práctica conocida como ubasute). Además mucha gente va al bosque a suicidarse, nadie sabe porqué.

A mi lo que me llamó la atención de este lugar fue su apodo de «Mar de Árboles». Estando adentro entendí el apodo. Es impresionante estar rodeado de tanto color verde, y el musgo en las rocas, raíces y troncos de los árboles hace que parezca una escena de cuento de hadas… o duendes.

Mucha gente me pregunta si vi cosas raras, al parecer la gente se ha encontrado zapatos y huesos. Yo lo único que vi extraño fue una cuerda muy grande en el piso, se veía vieja. Quiero pensar que esa cuerda la usaron para sostener alguna rama que se estaba cayendo, o tal vez para marcar el camino y no perderse. No le tomé foto ya que si alguien realmente la usó para suicidarse, sacarle foto se me hace una horrible falta de respeto.

A pesar de las historias que leí, adentro jamás sentí «mala vibra». En todo caso  lo que sentí fue tranquilidad. No se escucha absolutamente nada adentro, sólo a veces pájaros carpinteros. Llegué a escuchar ramas crujiendo pero de ahí en fuera no se oye nada. Esto se debe a que el piso del bosque es lava solidificada la cual tiene una porosidad alta y absorbe el sonido.

Después de haber caminado un tramo, me encontré con la primer intersección en japonés pero tuve la suerte de encontrarme con un grupo de turistas japoneses y tenían un guía. Me dijeron por donde ir, que tuviera cuidado y todos me sonreían mucho. De por si la gente aquí es muy amable, pero ellos se portaron extremadamente amables. ¿Supongo que como iba sola no querían que me suicidara?. No lo se, pero estas fueron las únicas personas que vi adentro.

Hubo dos momentos que si me pusieron muy nerviosa. El primero fue cuando me topé con otra intersección, el letrero marcaba un camino a la derecha y otro a la izquierda. No tenía la menor idea para donde ir. Soy parte de muchos grupos de Facebook y uno de ellos es para aprender japonés. Entonces lo que hice fue sacarle una foto al letrero y pedirles que me ayudaran. Contestaron muy rápido y me sacaron del apuro. El grupo se llama 日本語とスペイン語のコミュニティ y este es un screenshot del mensaje que publiqué.

El segundo fue casi a la mitad. El bosque se puso más denso y el camino era un poco difícil de distinguir. El problema fue que a mi cerebro se le hizo buen momento para preguntarme «Natasha, ¿te acuerdas del Proyecto de la Bruja de Blair? ¿Te acuerdas de Samara del Aro pero la versión japonesa cuando la encuentran en una cabaña en el bosque?«. Bueno casi lloro. Me paré, respiré y seguí caminando, pero ahora mucho más rápido. Me hubiera gustado que mi cabeza no me preguntara cosas innecesarias por que justo en esa parte el camino fue más divertido; había rocas grandes que brincar y pasar por debajo de árboles y ramas.

En la noche fui al bar del hostal y platiqué con algunos locales de mi hazaña. Bueno, «platiqué», mi japonés es muy limitado pero suficiente para hacer un poco de conversación. Un señor me dijo que tuve mucha suerte por que en ese lugar las brújulas y los celulares no sirven. Después el señor sacó una foto muy antigua en blanco y negro. Eran un grupo de monjes sentados al rededor de un monje que estaba flotando en frente de ellos rodeado por una luz. El señor me dijo que era un Samurai de Tokio. Después se despidió y llegó una pareja que se emocionó cuando les dije que era mexicana. Compraron shots de tequila y me invitaron a cenar con ellos de su bandeja de sushi. Insisto, Japón es mágico.

Cómo llegar

El bosque fue parte de mi itinerario en Fujiyoshida, una zona cerca del Monte Fuji con miles de cosas que hacer a bajo costo. Para llegar desde Tokio hay varios horarios, y hay dos opciones, saliendo de Shinjuku o saliendo de Shibuya y son casi 2 horas de camino. Yo salí de Shibuya y llegar a donde está el camión puede resultar un poco complejo así que te recomiendo llegar con algo de anticipación. Saliendo de la estación de Shibuya (del lado de Hachiko) dirígete a Mark City y ve al piso 4 (las escaleras están afuera del centro comercial). Justo cuando llegas al cuarto piso hay un pequeño escritorio de información, ahí al lado están las escaleras para el quinto piso que es donde está la estación de camiones.  El boleto cuesta ¥1800 y sólo puedes pagar con efectivo. Yo pregunté por todos lados, si te pierdes un poco te recomiendo hacer lo mismo pero pon en Google Maps “Mark City Shibuya”, pero recuerda, las escaleras están por fuera. El camión llegó muy puntual y a las 2 horas estábamos en la estación Kawaguchiko.

RECOMENDACIONES:

  1. Lleva un GPS. Mucha gente dice que las brújulas ni celulares sirven, pero yo no tuve problema con mi celular.
  2. Marca la salida en Google Maps antes de entrar. Para esto le pedí ayuda a la gente que trabaja en la entrada del bosque. El camino no va a estar marcado en Google Maps, pero saber donde está la salida definitivamente te ayuda a orientarte.
  3. Ve con un guía. Esto yo no lo sabía pero según el sitio web Mt Fuji Explorer puedes contratar un guía. Supongo que puedes contactar uno en la estación Kawaguchiko, pregunta antes de tomar el camión al bosque.
  4. Es un bosque muy denso. En general el camino está marcado, pero hay un punto en medio que se vuelve tan denso que el camino se pierde un poco. Sigue avanzando y usa tu mapa.
  5. Los letreros están en japonés. Escribe los kanji de «Wind Cave» para que te ubiques.
  6. Entra con respeto. Los locales me dijeron que donde encuentran a la gente que se suicida es muy en el fondo del bosque. Aún así no deja de ser un lugar donde la gente ha sufrido. No tires basura, no grites, no te burles del lugar.

Adentro de la estación Kawaguchiko dirígete a donde venden boletos de camión. La estación es pequeña y es una zona turística, hablan inglés y la gente que trabaja ahí es muy amable. Diles que quieres ir a Aokigahara y te van a vender un boleto de camión que es válido para dos días y cuesta ¥1200. Después ve al centro de información que está a un costado de la estación, esto es muy  importante para que te expliquen que camión tomar (te van a explicar que hay que tomar la línea verde), por donde entrar al bosque y por donde salir para tomar el camión de regreso a la estación Kawaguchiko. Al rededor del bosque hay varias cuevas con las entradas al bosque. La que yo hice y la que te explican es entrado por Saiko Bat Cave (Lava Cave) y saliendo en dirección a Fugaku Fukestu (Wind Cave). El camión te deja en la entrada de Lava Cave y puedes tomar el camión de regreso a la estación Kawaguchiko justo donde sales del bosque. Cuando llegué a la parada entré al pequeño centro de información para asegurarme de estar en el lugar indicado y que me dijeran exactamente por donde salir. Aquí pasó algo que me confundió un poco, es por eso que te recomiendo preguntar al llegar. La gente de Lava Cave me recomendó salir por aquí y es justo ahí donde se toma el camión de regreso a Kawaguchiko. Ese punto no es una cueva, es una tienda de souvenirs, sin embargo adentro del bosque siempre hay que seguir los letros hacia Fugaku Fuketsu (Wind Cave). La entrada al bosque no está muy marcada, pero está al final del estacionamiento. A los pocos minutos de haber entrado vas a ver un letrero, ve hacia la derecha y sigue caminando. Van a haber aproximadamente 3 letreros, siempre sigue el que diga hacia Fugaku Fuketsu. Es por eso que es importante anotar los kanji que representan Wind Cave. Yo tardé casi dos horas en hacer el recorrido, pero porque iba tomando fotos y video. Al salir vas a estar en la carretera, ve hacia la izquierda y a unos cuantos metros va a estar la parada de camión, casi enfrente de la tienda de souvenirs, para regresar a la estación Kawaguchiko.

Además de recorrer el bosque, estas fueron otras de las actividades que hice en mi estancia de 4 días en Fujiyoshida:

Fuentes:

  1. Yamanashi Kankou
  2. Mt Fuji Explorer
  3. Wikipedia

Tal vez te puede gustar...

2 comentarios

adris marzo 27, 2017 - 10:49 pm

Sin duda un lugar mágico. Gracias a tu templanza y respeto, el recorrido por el bosque a través de tu lectura ha sido excelente experiencia.

Contestar
Zorro Nómada marzo 29, 2017 - 3:09 am

Es un lugar sin dudas muy mágico, fue increíble haber tenido la oportunidad de estar ahí! Saludos 🙂

Contestar

Dejar un comentario

Para mejorar tu experiencia, este sitio web utiliza cookies. Espero que no sea problema! Aceptar Leer más